Celulitis

Ampelopsina: la solución contra la celulitis

¿Por qué tenemos celulitis?

La celulitis, ese problema médico estético que afecta al 85 por ciento de las mujeres españolas, según datos de la SEME – Sociedad Española de Medicina Estética. Y a pesar de lo que se suele creer, nada tiene que ver con el peso y la edad; hay mujeres jóvenes y delgadas que presentan celulitis. Las zonas más frecuentes de aparición son piernasabdomen y brazos. Las hormonas femeninas, los estrógenos, hacen que la grasa se distribuya más en caderas muslos. En la menopausia, cuando bajan los estrógenos y suben los andróginos, la distribución de la grasa cambia y acumulamos más en el abdomen. En cualquier caso, la celulitis no se puede atribuir solo a una única causa, tiene un componente hormonal, pero también un componente circulatorio, la celulitis se agrava si hay problemas vasculares o linfáticos como insuficiencia venosa o varices. Pero hay otros factores menores que pueden pasar desapercibidos que también contribuyen a la formación de celulitis como el estrés, la ropa ajustada, el sedentarismo…

¿Cómo se forma y desarrolla la celulitis?

  • La primera afecta a la dermis y al tejido celular subcutáneo.Debajo de la piel está la grasa separada por unos tabiques de tejido conjuntivoEl aumento de los adipocitos o un mal drenaje de las sustancias de deshecho de las células, provoca un edema.
  • En la segunda fase, el edema se hace mayor y aparece la llamada piel de naranja formada por esos hoyuelos o depresiones típicas de la celulitis que se producen porque los adipocitos tiran hacia arriba mientras que los tractos fibrosos tiran hacia abajo.
  • En la tercera fase, los tabiques se fibrosan y se acortan, y aparecen los problemas circulatorios y las varicosidades.
  • La cuarta fase llega cuando el problema se hace crónico y es imposible revertirlo si no es con medios quirúrgicos.

Tipos de celulitis

Hay 3 tipos de celulitis:

  1. La dura, que se da en personas fibrosas y con la piel firme; es dolorosa y produce sensación de frío o calor en la zona afectada.
  2. La flácida o blanda, es la más común, de aspecto gelatinoso, no suele doler, y se da en personas sedentarias o sometidas a cambios bruscos de peso.
  3. La edematosa puede darse a cualquier edad, en piernas gruesas y con insuficiencia circulatoria.

¿Cómo prevenir  y tratar la celulitis?

La celulitis no se revierte en un día para otro, es necesario ser constante y adquirir una serie de hábitos para mejorar este problema médico estético. Una dieta que favorezca la circulación sanguínea y linfática, realizar ejercicio físico moderado a diario, evitar posturas que ralenticen el retorno venoso como cruzar las piernas o estar mucho rato de pie o sentado, evitar el uso constante de ropa muy ajustada… ayudan a tratar esta alteración. Se aconseja, por ejemplo, durante la ducha, activar la circulación de las piernas con una esponja exfoliante realizando un suave masaje ascendente y, al terminarla, un chorro de agua fría ascendente también desde los tobillos hasta los muslos, tras la ducha es conveniente aplicar una crema anticelulítica realizando un ligero masaje con los nudillos seguido de movimientos circulares ascendentes a lo largo de la pierna hasta su total absorción.

Ampelopsina: la solución contra la celulitis

Celulitis

En Cosmetgal contamos con uno de los cosméticos más avanzados para el tratamiento de la celulitis, gracias la investigación e innovación realizada por los laboratorios dela prestigiosa marca de cosméticos médico estéticos Dermclar.

La Ampelopsina es un activo derivado de la Myrica Cerifera por extracción y purificación de su extracto vegetal. La Ampelopsina es un ingrediente natural que tiene tres acciones fundamentes en el metabolismo del adipocito; es un activo que combate la celulitis por 3 vías:

1. Inhibe la adipogénesis: disminuye significativamente la diferenciación de pre-adipocitos en adipocitos maduros, reduciendo por lo tanto el número de células grasas.
2. Incrementa la lipolisis: aumenta significativamente la activación del proceso lipolítico incrementando el metabolismo de los triglicéridos intraadipocitarios y desdoblándolos en ácidos grasos y glicerol, reduciendo la acumulación de grasa en el interior del adipocito.
3. Inhibe la lipogénesis: reduce significativamente la síntesis de ácidos grasos, evitando la formación de nuevos acúmulos grasosos.

Este tratamiento no solo permite terminar con la celulitis sino que es, además, un aliado perfecto para perder centímetros y para ganar firmeza en la piel.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *