La importancia de la limpieza facial para una piel sana y bonita

¿Por qué realizarse una limpieza facial dos veces al día?

DesmaquillantesTras una larga jornada fuera de casa a nadie le apetece llegar y tener que realizarse una limpieza facial. Sin embargo, es una rutina diaria que no puede faltar  para tener una piel bonita y sana. Los buenos hábitos cuestan incorporarlos, pero una vez que se instalan disfrutamos de sus beneficios de forma notable.

Realizar una limpieza facial a diario, que puede ser entendido como un momento de relax en el que darse mimos a uno mismo, es muy importante, ya que la piel del rostro ha estado expuesta a diferentes factores que restan hidratación y luminosidad a la apariencia natural de tu piel y, por tanto, la piel lucirá más joven y bella con una rutina de limpieza facial diaria.

El aire, la contaminación ambiental, la radiación solar… dejan huellas en nuestra piel provocando descamaciones y la formación de “puntos negros”, entre otros problemas. Realizar una correcta limpieza facial ayuda a mantener nuestra piel suave, tersa y limpia y evitar su contaminación por toxinas que afectan a las células de la piel.

Una correcta limpieza facial no sólo limpia, sino que nutre la piel evitando la aparición de arrugas y descamaciones, y elimiLimpieza Facialnando el exceso de grasa. Tanto las mascarillas faciales como cremas limpiadoras aportan los nutrientes que la piel necesita para reconstruir células del tejido, aportar el colágeno necesario…

Para maximizar la limpieza y potenciar los tratamientos que elijas aplicar en tu rostro tras la limpieza facial como productos hidratantes, despigmentantes, etc., puedes optar por utilizar una crema exfoliante. Al limpiar tu piel la dejas respirar y así los tratamientos cosméticos que se apliquen más tarde penetrarán más en la piel y su acción mejorará.

Para que los cosméticos sean efectivos, necesitan ser aplicados sobre una piel limpia

Sin una piel limpia, hasta los mejores tratamientos pueden ser en vano, ya que si los poros están obstruidos, los ingredientes activos incorporados en las cremas difícilmente van a ser absorbidos en la superficie con el fin de alcanzar las capas más profundas de la piel y ejercer su acción. Por lo tanto, la limpieza facial es fundamental e indispensable para lucir una piel radiante y sin impurezas, además de garantizar la eficacia de tratamientos posteriores.

Desde Cosmetgal, recomendamos limpiar el rostro 2 veces al día:

  • Por la mañana: puesto que por la noche incrementa la secreción de grasa, es importante limpiar el rostro para eliminar el exceso de grasa secretada.
  • Por la noche: para eliminar restos de maquillaje e impurezas que se han acumulado a lo largo de todo el día.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *